Saltar al contenido

Cómo Iniciar Una Vida Espiritual

¿Por Qué Iniciar Una Vida Espiritual?

Iniciar una vida espiritual es simple, todo parte por preguntarnos quienes somos y que hacemos aquí. Haciéndonos estas preguntas, veras que poco a poco la mente empieza a analizar, a cuestionarse, a observar y a profundizar en ellas.

Este cuestionamiento nos hace pasar a un nivel de conciencia diferente, por lo menos durante un breve periodo de tiempo, en donde los problemas de la vida diaria, e incluso nuestras relaciones se ven a distancia, como si representaran solo una minúscula parte de lo que somos.

Al hacernos estas dos preguntas, empezaremos a despertar nuestro discernimiento e intuición esenciales para comenzar a vivir una vida espiritual.

Objetivo de Iniciar Una Vida Espiritual

Iniciar el sendero espiritual sin estos cuestionamientos es poco recomendable ya que no tenemos un objetivo claro que nos impulse, sin este, es fácil caer en el dogma y en el adoptar un camino espiritual mecánico que carece de toda utilidad.

Cuando queremos empezar una vida espiritual, es preciso saber que esta no se trata solo de acumular conocimientos, esta es la implementación y comprobación de lo que vamos aprendiendo. Esto es lo que hace que nuestra vida se transforme en verdad.

Todos Nacen Con Tendencias Espirituales

Debemos de ser capaces de identificar nuestras inclinaciones espirituales para seleccionar un camino, debemos de tener en mente que es lo que la vida espiritual significa para nosotros; saber esto es muy importante, ya que, a través de la intuición sabremos en donde buscar la guía adecuada e iniciar nuestra vida espiritual.

Todos nacemos con ciertas tendencias espirituales, a distintas magnitudes, pero todos poseemos alguna inclinación. Si no nos sentimos espirituales a menudo es debido a desilusiones que tuvimos a lo largo del camino. Estas desilusiones llegan por distintas cosas, como encontrar incongruencias en las religiones, entrar en contacto con charlatanes, haber sido forzados a adoptar un camino espiritual en específico, no encontrar explicación a las cosas malas que vivimos, observar el sufrimiento en el mundo, entre otros.

Los Charlatanes Son Un Gran Obstáculo en el Camino Espiritual

Es preciso saber que la vida espiritual se ha convertido en un negocio para muchos charlatanes y utilizan el rol espiritual para obtener tu dinero, venden soluciones fáciles a los problemas y dan explicaciones que no podemos comprobar; en última instancia hacen a las personas dependientes de ellos, así, la gente piensa que su vida espiritual depende de alguien más. Lo cierto es que el camino espiritual verdadero no tiene nada que ver con esto, es todo lo contrario.

Debemos saber que en última instancia llevar una vida espiritual es nuestra responsabilidad y somos nosotros los que tenemos que andar el camino, mucha gente cae en manos de charlatanes por que busca soluciones y explicaciones rápidas y fáciles, buscan que el trabajo lo hagan otros, por simple pereza. Esto hace que la gente ceda su responsabilidad de mejorar y pone todo en manos de alguien más, a menudo charlatanes y gente ignorante que no hace no que predica.

Cuando llegan los resultados negativos es fácil culpar a los demás y hacernos creer a nosotros mismos que el camino espiritual no tiene sentido ni utilidad. No pensamos que quien nos condujo al sendero de las experiencias negativas fuimos nosotros, todo por buscar un camino de poco trabajo y poca responsabilidad.

Iniciar Una Vida Espiritual Desde el Interior

Para poder iniciar una vida espiritual debemos saber que esta, se encuentra en el interior, todos los conocimientos y guías que provienen de fuera son meras herramientas, no son el fin. Una vida espiritual se inicia desde dentro, observando la relación que tenemos con el universo, y como en realidad hay una conexión que existe más allá de la materia.

Meditar es la Mejor Practica Espiritual

Una herramienta muy útil para iniciar una vida espiritual es la meditación, esta es práctica en un 100% y nos permite experimentar los conocimientos que adquirimos para conocer y experimentar la verdad. Al final, una vida espiritual se trata de experimentar y sabernos responsables por nuestro propio progreso.

La meditación esta libre de religiones, dogmas, y ritos, esta es una práctica que nos permite calmar el cuerpo y la mente para sabernos parte de un todo, de una misma inteligencia que funciona en armonía. Una persona puede seguir alguna religión en particular y al mismo tiempo meditar.

El vivir únicamente atados al cuerpo y al materialismo nos hace percibir una realidad caótica, que nada tiene de armoniosa; esto es porque la percepción de la realidad que tenemos esta limitada a los sentidos y a la materia. Es necesario adquirir un mayor nivel de percepción y de conciencia para poder ver y experimentar la armonía. No hay mejor forma de hacer esto, que meditar.

En esta página puedes encontrar múltiples caminos para entender verdaderamente la vida espiritual, y que esto te lleve a dar el paso, e iniciar a vivir de esta manera. Una vida espiritual nos permite elevar nuestra vida y mejorar todos los aspectos de esta.