Saltar al contenido

La Ley de la Atracción

Escuchamos mucho acerca de la ley de la atracción, sin embargo, producto de la ignorancia, las personas la utilizan como un mero dicho sin estar conscientes de su funcionamiento ni de su operación en nuestra vida.

Qué Es la Ley de la Atracción

La ley de la atracción es aquella que hace referencia a la relación primordial existente entre nuestro estado mental con nuestra realidad. Nos dice que todo aquello en lo que la mente se concentre será manifestado; sin importar si es de índole positiva o negativa.

Todo aquello en lo que nos concentremos nos hará actuar de cierta manera y atraer resultados específicos.

Mucha gente manifiesta que no le resulta la ley de la atracción y por lo tanto la consideran un fraude; la realidad es que la gran mayoría de los seres humanos no comprendemos cómo funciona verdaderamente la ley de la atracción.

Entendiendo el Funcionamiento Científico de la Ley de Atracción

Para comprender y aplicar correctamente la ley de la atracción, debemos de saber que todo lo que podemos ver a nuestro alrededor, es una mera interpretación que está haciendo nuestro cerebro de lo que percibe a través de los sentidos.

Lo único que nos dice que algo es real es la cualidad de experimentarlo con los 5 sentidos.

En realidad, lo único que hacen nuestros cinco sentidos es recibir y mandar al cerebro impulsos electromagnéticos que reciben de fuera. Los científicos han comprobado que la realidad que nos rodea son meras vibraciones de energía condensada en un espacio-tiempo determinados. Todo lo que hace que dé sentido a las cosas es la mente.

ley de atraccion

La Mente Crea Nuestra Realidad

Hoy nos es posible percatarnos de que la realidad es muy diferente para todas las personas a pesar de ver, sentir, escuchar, oler y gustar lo mismo. Esto es debido a que el estado de forma del cerebro es completamente diferente.

El cerebro es el que nos hace percibir abundancia o escasez, amor u odio, placer o sufrimiento, y demás experiencias. Dichas experiencias no vienen de fuera, es nuestra propia mente la que las está creando, producto de interpretar de manera específica impulsos provenientes del exterior.

La mente interpreta dichos impulsos con base en impulsos recibidos en el pasado y con base en creencias plantadas previamente. Es por eso por lo que tenemos la capacidad de juzgar las distintas situaciones de vida.

Cuando piensas, por ejemplo, en una persona que para ti es desagradable, puedes caer en la ilusión de pensar que dicha persona posee esa cualidad; incluso, gente cercana a ti puede percibir lo mismo. Sin embargo, probablemente los padres o amigos de esta persona vean cualidades muy diferentes.

Es obvio que la cualidad de desagrado no pertenece a la persona, es la mente la que percibe, interpreta y cataloga, fruto de lo que le fue implantado en el pasado.

En realidad, no importa lo que suceda a nivel externo, siempre vamos a estar condicionados por el estado de nuestra mente; por esto es mejor conocer y aplicar la ley de la atracción.

¿Cómo Aplicar la Ley de la Atracción?

Para utilizar de manera exitosa la ley de la atracción es necesario que primero, asumamos la responsabilidad por nuestros pensamientos y acciones del pasado; entendiendo que fueron estos los que nos condicionaron a vivir situaciones específicas de vida.

Después, debemos de dedicarnos a entrenar la mente y alimentarla solo con aquello que queramos experimentar en el futuro; aquí es donde la mayoría de las personas se equivocan y no logran entender y aplicar exitosamente la ley de atracción.

que significa la ley de atraccion

Errores al Ejecutar la Ley de la Atracción

Muchas personas con entendimiento simplista asumen que, si quieren manifestar un resultado determinado, basta concentrarse en el resultado para materializar nuestro deseo.

Si bien la visualización y el establecer un objetivo o meta ayuda, no lo es todo, es tan solo un paso.

Existen muchas personas que piensan en la consecución de objetos materiales, y creen que, por el mero hecho de pensar en estos, por el poder de la ley de atracción estos objetos vendrán hacia ellos; nada más alejado de la realidad.

Cómo Conseguir lo que Quiero Aplicando la Ley de la Atracción

Para poder materializar un objetivo es necesario alimentar a la mente con todo aquello que hace que tal objetivo sea materializado.

Si quieres un Ferrari, este no va a llegar a ti solo con pensar en el auto a toda hora, o llenar tu cuarto y oficina con fotos, o ver programas en relación con el auto.

Esto lo único que va a generar es una obsesión por un objeto, si esto solo se queda ahí, lo único que se va a cosechar es sufrimiento producto de un deseo frustrado; aunado a pensar en que la ley de la atracción no existe y no funciona.

Esta tristemente es la realidad de muchas personas que piensan en la ley de la atracción para satisfacer sus deseos y anhelos; solo los logran convertir en obsesiones insatisfechas, generando frustración pesimismo.

Si quieres tener un árbol grande, debes de concentrarte en tierra fértil, semillas, sistema de riego y cuidados específicos; y sobre todo actuar en consecuencia, no solo pensar en el árbol.

Este es el verdadero secreto de la ley de la atracción, y la razón por la cual las personas no tienen éxito aplicando esta ley. Las personas queremos cosas fáciles que, de ser posible no tengamos que mover un dedo.

informacion sobre la ley de atraccion

Pasos Para Aplicar con Éxito la Ley de Atracción

Debemos de concentrarnos en todas las cualidades que son necesarias de adquirir para poder materializar nuestro objetivo.

Volviendo al ejemplo del Ferrari, para poder realmente conseguir este deseo, es preciso adquirir primero un estado mental de abundancia.

Y no me refiero a pensar que somos millonarios; el estado de abundancia lo plantamos en la mente con la generosidad, está no solo se da regalando cosas o dinero.

La generosidad nace cuando compartimos lo que tenemos para dar, como dinero, conocimiento, amistad, amor, entendimiento, perdón, y demás cualidades, no importa la cantidad; es el estado mental lo que es realmente importante.

Si logramos dar sin después pensar que tenemos poco, el estado mental de abundancia comenzará a imprimirse en la mente.

Esto debido a que estás identificado con todo lo que ya posees, no con lo que te hace falta, cultivar este estado hará que lo único que veas en el futuro sea abundancia, al fin de al cabo, esta será lo único que tu mente podrá percibir.

El siguiente paso que tenemos que dar es actuar y tomar las acciones que sean necesarias; en el ejemplo del Ferrari, la acción a tomar sería definir el trabajo que tenemos que llevar a cabo para materializar el objetivo, el estado mental de abundancia ayuda a hacer más claro el panorama y tomar la decisión acertada.

el poder de la atraccion

Después viene el proceso de trabajo, junto con mantener y preservar nuestro estado mental.

Es importante saber que mientras estamos pensando y actuando para conseguir nuestro objetivo van a surgir situaciones retadoras; estas solo llegan producto de las impresiones mentales y las experiencias del pasado, aunque ahora estemos alimentando la mente solo con aquello que queramos manifestar.

Es preciso saber que en el pasado no estábamos haciendo las cosas del todo bien, es por eso que quedan residuos de las malas tendencias que se manifiestan.

Estos retos son superables manteniendo claro y firme nuestro objetivo inicial, recordando que la responsabilidad es solo nuestra y que debemos de seguir avanzando con determinación.

El Éxito Aplicar la Ley de Atracción

El tiempo que tardemos en materializar nuestro objetivo dependerá del uso y fuerza de voluntad, junto con cultivar el estado mental adecuado.

Esta es la verdadera forma de aplicar la ley de la atracción a nuestras vidas. Para comprobar la ley de la atracción podemos analizar cómo nuestros pensamientos y acciones originadas en la mente nos están haciendo ver una realidad específica.

Basta con detectar las correlaciones existentes para saber cómo es que llegamos hasta este momento en nuestras vidas. Comprender la Ley del Karma nos da más herramientas para aplicar exitosamente la ley de la atracción.