Saltar al contenido

La Ley del Karma

Pocos son en realidad aquellos que no han escuchado acerca de la ley del karma, sin embargo pocos conocen las implicaciones de esta ley más allá de del simplismo.

Qué es el Karma

La palabra Karma significa acción, es una palabra que proviene del sánscrito, de la raíz kri: ‘hacer’.

La mayoría de las personas asocian al Karma con el budismo, es común pensar que fue Buda quien menciono este termino por vez primera, sin embargo, este principio es mucho mas antiguo, si bien el concepto se origina en la India, es miles de años mas antiguo a la religión budista.

El Karma en la Actualidad

Hoy en día, estamos acostumbrados a escuchar acerca del Karma de la vida, el uso de esta palabra se ha vuelto habitual en nuestro lenguaje, todos los que conocen y utilizan la palabra saben que tiene que ver con cosechar lo sembrado, hacemos referencia a que todo lo que hacemos se nos regresa de una o de otra forma.

Este concepto queda muy limitado si en verdad buscamos comprender el Karma y su funcionamiento de una manera más profunda.

A pesar de vivir con esta idea en la mente, lo cierto es que pocas personas se comportan en conciencia del principio del Karma, se usa más como una explicación a las situaciones negativas de vida que experimentamos. En realidad, el principio del Karma se puede utilizar para aprender a comportarnos; podemos utilizar esta ley para solo sembrar aquello que verdaderamente queramos cosechar.

que es el karma ejemplos

La Ley del Karma

La ley del karma describe lo que comúnmente conocemos como causa y efecto, explicada en la tercera ley de Newton: El principio de acción reacción, el cual manifiesta que con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria: quiere decir que las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en sentido opuesto. Solo que en el caso de la ley del Karma, esta, funciona con mas sutileza y profundidad.

En realidad, la ley del karma opera de manera simple, sin embargo, los seres humanos, al tratarse de algo que no nos es familiar, tendemos a desacreditar, víctimas de nuestra propia ignorancia le cerramos las puertas al conocimiento, conocimiento que puede ayudarnos a transformar nuestra vida.

Muchas personas tienen la creencia de que existen varias leyes del karma, sin embargo, solo existe un principio, todo lo relacionado es derivado del mismo concepto inicial del Karma.

Explicación de la Ley del Karma

La ley del karma nos dice que toda acción que tome lugar en la mente del ser humano, o se manifieste en el campo físico, creara un efecto en la mente y en la realidad de la persona.

Mucha gente no logra comprender que esta ley opera de manera sutil y no es inmediata, ya que, tenemos en promedio 50,000 pensamientos por día y llevamos a cabo miles de acciones, es inconcebible que podamos experimentar los efectos de dichos pensamientos y acciones de manera inmediata.

En realidad, los tipos de karma existentes se limitan al plano físico y mental, los efectos se manifiestan en el campo de la actividad, o pueden quedarse solo en la mente.

el karma existe

Todas nuestras acciones y pensamientos son como semillas que tardan en germinar. No entendemos la ley del Karma porque no vemos las correlaciones de nuestras acciones del pasado con los efectos que experimentamos en el presente. Nadie se pone a pensar con detenimiento que todo lo que vivimos el día de hoy es fruto de los pensamientos y decisiones de años atrás, los cuales, nos llevaron a actuar de una manera específica.

Es más fácil pensar en la suerte, buena o mala, o en el destino, antes que ver y aceptar la responsabilidad por nuestros pensamientos y acciones.

Aplicación de la Ley del Karma

Newton descubrió la parte mas burda de la ley del Karma en su tercera ley, esta es el efecto inmediato que tienen las acciones y esta relacionado con la parte física y material de las cosas.

Al momento de aplicar esta ley en el ámbito mental se torna mucho más complicado por lo explicado previamente; a diario acumulas miles de pensamientos que se unen a los pensamientos del pasado en una larga fila, todos esperando salir al plano consciente y manifestar un efecto determinado en nuestra vida.

ellos creen en el karma

La manifestación de los efectos depende de la fuerza con la cual se imprimen los pensamientos y las acciones en nuestro cerebro, es decir, la materialización de un efecto específico está determinada por la magnitud emocional y racional de un pensamiento. Entre mas fuerza emocional o racional apliques a determinados pensamientos y acciones, más rápido experimentarás los efectos, ya sean positivos o negativos.

Todo lo que estamos viviendo es el resultado de nuestras acciones del pasado, y lo que hagamos hoy, será el resultado de lo que se nos manifieste en el futuro; nos guste o no. Podemos escoger creer que el karma no existe, sin embargo, esta creencia no nos libera de los efectos de la ley.

Hay personas que argumentan que no es posible la aplicación perfecta del karma, ya que una vida no seria suficiente para experimentar todos los efectos; aquí es en donde entra la ley de la reencarnación.

El Karma, La Reencarnación y El Samsara

Es difícil de pensar que podemos experimentar todos los efectos de nuestras acciones en una sola vida. En la India explicaron hace miles de años que en realidad la naturaleza de todo individuo es espíritu, dicho espíritu asume un cuerpo como si se tratara de una vestimenta; cuando el alma, o espíritu habitan un cuerpo este entra al ciclo conocido como Samsara.

¿Qué es el Samsara?

El Samsara es el ciclo de nacimientos y muertes que experimenta el alma encarnada, este Samsara esta controlado por la ley del Karma; es el karma el que determina el tipo de vidas que experimenta cada individuo, es decir, de acuerdo con las acciones de pensamiento y comportamiento en la vida de una persona, será su vida siguiente.

De acuerdo con esto, es la ley del karma la que dictamina el tipo de vida que hemos tenido hasta hoy, y la vida siguiente.

el karma existe, karma significado y origen

¿Qué es el Karma de Una Persona?

Cuando pensamos en las diversas situaciones que vive una persona desde su nacimiento, es natural pensar en el azar y la probabilidad. Lo que nos dice la Ley del Karma, es que todo es una manifestación de las acciones del pasado, el ser humano lo ve como azar o probabilidad, debido a que no tiene la capacidad de observar el funcionamiento de esta ley, aunque a diario este bajo la influencia de esta, y estemos en la constante generación de mas Karma, ya sea positivo o negativo.

La rueda del Samsara no hace diferencia del karma positivo o negativo, simplemente funciona como un ciclo del cual toda alma encarnada es parte. Esto quiere decir que ya sea que hagamos cosas positivas o negativas, vamos a ser obligados a experimentar los efectos de dichas acciones.

Los Yoguis antiguos, observaron que en realidad el Samsara es una especie de prisión para el alma, ya que, en apariencia, no importa lo que uno haga, siempre estará sujeto a reencarnarse una y otra vez.

El Apego Produce Resultados Kármicos

Estos Yoguis descubrieron que en realidad lo que mantiene al alma atada al cuerpo y al karma es el apego a los resultados de sus acciones, este apego, queda arraigado en el alma y hace que esta se comporte compulsivamente. El alma se vuelve esclava de la dualidad, que a fin de cuentas es la que mantiene los ciclos universales funcionando. El individuo encarnado vive en una constante lucha por evitar el sufrimiento y buscar el placer; esto es en realidad el apego a las acciones, todo cuanto hace el ser humano esta basado en este principio.

karman

Los Rishis de la India se percataron de que, si un individuo se quiere liberar del ciclo de reencarnaciones, debe de eliminar el apego, es decir debe renunciar a los frutos de sus acciones. Debe actuar con un sentido de deber (Dharma); solo cumpliendo los deberes prescritos en su vida y renunciando a los frutos de sus acciones, es que uno puede liberarse del Karma y el Samsara.

Al liberarse del ciclo de nacimientos y muertes, el alma retorna a su origen, estado que se describe como nirvana o samadhi. Para lograr semejante proeza, es que fue ideada la meditación.